¿Educas y formas … O solo domesticas?


La escuela de padres es una oportunidad para crecer, en primera mediada alimentar el carácter personal y ahondar en la formación de los valores, lo cual permite aportar al rol de padre un mejor desempeño en el ejercicio de la crianza. Por tal razón este espacio es vital para nutrirnos y dar un fruto dulce a quienes más amamos.


Es así, como el ejercicio formativo para nuestra comunidad es un reto, en la medida que se requiere personas con amplia experiencia y carisma humano para transmitir lo que tal vez ya sabemos, pero que necesitamos que no lo repisen, evidencien o confronten. La conferencia de tan especial personaje fue muy oportuna en la medida que habló no solo a nuestro intelecto, sino a nuestra alma, a la consciencia de padres … De pareja… De cristiano. Logrando cumplir el objetivo.


Lo interesante de este tipo de conferencias es que está recordándonos que no nos podemos cansar de ser papás, no importa la ardua labor que nos corresponda, al fin de cuentas te puedes cansar de ser pareja, empleado de determinado cargo, de asumir responsabilidades como hermano, vecino etc… De cualquier cosa te puedes cansar e incluso puedes renunciar, pero nunca te puedes cansar de ser padre, esta es la responsabilidad más enorme a la que nos enfrentamos.


El ser padres, es la profesión que por instinto natural fluye, pero debemos formarnos para no dejarlo en un solo instinto; es así que la primera pregunta que el padre Ángel hace a quienes se consideran excelentes padres, fue: ¿Cuántos padres que aman a sus hijos lo echan a perder? Y a los que aún están conviviendo como pareja les dicen que deben pensar en que “es más importante que papá y mamá se quieran a que quieran a sus hijos”, es decir, que el amor a los hijos debe ser evaluado constantemente y que ese amor debe ser comprobado en el amor que le tengan a su pareja. Primero amar a la pareja antes que a los hijos, en otras palabras amar a la pareja escogida por cada uno es el acto más grande de amor para los hijos, ya que es la mejor forma de generar en ellos seguridad, ser aceptados y amados. Por esta razón, se considera que el amor de pareja debe ser constantemente renovado y evidenciado en actos y palabras. Al tener claro esto. Podría más de uno, pensar que ya no es tan buen padre como inicialmente creyó y que faltan cosas por seguir trabajando.


Después de esta clara reflexión retoma nuestro rol del día a día en el ejercicio familiar de criar, en donde parecemos mamás ametralladoras que expulsan una ráfaga de indicaciones, no hables con la boca llena, no subas los pies al sillón, realiza la tares, apaga el televisor… Pero esto se queda en domesticar, si no llegamos al corazón o a la voluntad del hijo. Es importante tener en cuenta que cada hijo trae talentos que deben ser explorados y desarrollados, sacar de adentro lo que le apasiona y le va a dar sentido a su vida. Que saque de adentro de su hijo lo mejor que tienen.


Formar, todos queremos tener éxito, pero lamentablemente esto se traduce en dinero, en poder, el mejor carros, mujeres, etc... Sin embargo, el éxito se mide en la calidad de la familia, el amor, en los amigos fieles, en la relación con Dios. Los valores están invertidos. Sumado a esto, los hijos se encuentran en un mundo de ideologías en donde se vale todo, materialismo, hedonismo, relativismo; es por eso, que quien no tenga formación fundamentada en valores bíblicos puede olvidar el verdadero sentido de la vida.


Son tantos los campos de formación que se deben abordar en la crianza del hijo, que para mayor claridad se expondrán seis columnas fundamentales:


1. Formar Inteligencia: Como padre exígete a ti mismo, exígeles a tus hijos, pídeles a tus hijos y pídete a ti mismo la respuesta argumentada del ¿Por qué de todas las cosas? Ejemplo: “me quiero emborrachar” “me quiero drogar” “quiero dejar de estudiar”, ¿POR QUE? Enséñale a tu hijo y enséñate a ti mismo a responderte el PORQUÉ de TODO. Cada uno debe hacer sus ideas propias, juicios personales, reflexiones, búsqueda de la verdad en principios.


2. Formar Voluntad: Es la capacidad de superar las dificultades, buscar solucionar los problemas, afrontar las situaciones que correspondan. Terminar lo que se inicia. Esto se forma con hábitos deportivos, musicales, responder por sus deberes, exigir el cumplimiento de sus deberes académicos.


3. Forma la conciencia: Dar ejemplo a tus hijos. Decir la verdad. Es hacer lo que tengo que hacer. Es escuchar la voz de Dios respecto a las cosas correctas que se deben hacer.


4. Forma el Corazón de tu hijo: No hay nada que te llene más el alma que el amor. Esto implica cuidar, proteger, formar, es enseñarle a luchar y ser perseverante.


5. Formar Carácter: Enséñale a tu hijo a controlarse, a manejar sus emociones, el buen trato a otros, a dominarse a sí mismo. Siempre poner por delante el diálogo, el respeto.


6. Formación Espiritual: Esto es algo que no puede ser obligatorio. Un corazón agradecido, un espacio de adoración.


Pero …¿Cómo se forman?


Con el testimonio, con la propia vida, se forman con disciplina, con amor, se forma con autoridad de padre, se forma con reglas, con límites, enseñarles a vivir todo en las etapas adecuadas según el desarrollo humano. Se forma en unidad de criterios entre los padres, se forma con exigencia… Tienes que sacar lo mejor te ti y lo mejor de ellos. Pero sobre, todo se forma orando por ellos, ya que llega la edad de la adolescencia en donde no te van a querer escuchar, ¡así que tu oración y tu testimonio serán la mejor forma para formarlos!


Sin más, agradezco primeramente a Dios por la labor que nos permite realizar en pro de las familias Fontana y por quienes se unieron a disfrutar de tan sabias palabras.


A continuación comparto uno de los gratos comentarios que una madre de familia realizó.


“Mil gracias... Por esa maravillosa conferencia, gracias a Dios pude participar el sábado pasado, no solamente por aprender y reflexionar, sino porque reí muchísimo.... Un rato súper agradable... Aprovecho la oportunidad una vez más para felicitarlos por tan loable labor....”


Por Jenny Pineda

68 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo